Fotógrafo presidencial… Atlanta Photojousnalism

También esta publicación estaba pendiente de hace casi 1 año. Lo que se escribe permanece, gracias a que en su momento lo escribí ahora es que lo publico. La experiencia y el aprendizaje hoy siguen con el mismo valor.

Muchos hemos visto, compartido y “vivido” las fotos que tantas veces han rodado en las redes sociales del expresidente Obama y su familia. Oír de voz del autor material e intelectual de esas imágenes ha sido una #AnaAventura muy motivadora.

En noviembre del año pasado (2017) tuve la oportunidad de asistir al “Photojournalism Seminar” en Atlanta, un evento de dos días que cerró con broche de oro, con la presentación y exposición de Pete Souza.

El evento en general fue muy bueno. Pero Pete fue el más especial para mi. Nos contó detalles de muchas de las imágenes que forman parte de su libro “Obama” pero que además representan momentos históricos de Estados Unidos, y del mundo, en algunos casos.

Dijo que en 8 años solo tuvo 3 semanas de vacaciones (se lo creo), pero porque sus viajes navideños a Hawái no contaban como vacación. Dijo que, aunque era un trabajo de disponibilidad 24/7, no era que trabajaba en ese horario, pero que si surgía algo ahí estaba (estaba siempre de guardia, oido al tambor). Recordó con emoción que su boda fue en los jardines de la Casa Blanca (¡vaya qué locación para casarse!). Y así más detalles de su gran aventura presidencial.

Desde hace días vengo reflexionando sobre la documentación, la facilidad con que hoy en día podemos capturar momentos, con imágenes y videos que incluso con un celular pueden ser de buena calidad.

Todos tenemos la posibilidad de ser reporteros ciudadanos, creo que solo requiere dedicación y consistencia. Este evento fue muy motivador para mí. Poco a poco estoy retomando la disciplina de expresarme y compartir mis aventuras con ustedes, esta nota es parte de eso. Creo que documentar nuestras vivencias, y más si son Aventuras, ayuda a contar la historia del mundo y compartir nuestra visión de distintos temas y épocas.

Una imagen (o un video) habla más que mil palabras. Haz click!

Anuncios

A toda velocidad… NASCAR

Esta nota está escrita desde el 19 de noviembre de 2017, casi un año después es que se publica porque hace unas semanas retomamos este blog y lo estamos poniendo al día. 

Hace unos meses me tocó vincularme con un proyecto de la NASCAR para ayudar a darle forma y plantear algunas ideas. Una de las principales motivaciones era la participación del mexicano Daniel Suárez. Surgió la posibilidad de asistir a una carrera y aunque la opción estaba guindando de un hilo la hicimos realidad.

Desde siempre me han encantado los carros de carrera. Recuerdo incluso haberme despertado de “madrugada” para ver las transmisiones de la Fórmula1 por Televen narradas por Burguer y César Becerra.

Algún día quisiera poder ser yo la que esté en un volante, así sea por ½ vuelta.

Hoy (19 de noviembre de 2017) entre gradas, luces, papelillo, motores, cauchos y mucha velocidad estuve en mi primera carrea NASCAR, nada más y nada menos que a la Championship Monster Energy Cup en el Homestead Miami Speedway. Una #AnaAventura increíble, llena de adrenalina, que recomiendo hacer al que pueda. Es una “gringada” que hay que vivir.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fue una pauta de Mi Mundo Motor para Mundo Hispánico protagonizada por Miguel Martínez y Alfredo Suárez; conmigo como cheerleader. Estaré siempre agradecida por haber podido ver todo el proceso desde todos los ángulos posibles (en algunas fotos hasta pareciera que me metí en la pista).

La cantidad de personas que asisten, los medios que cubren el evento, los patrocinantes, el banquete de marcas y los equipos de alto desempeño que acompañan a los corredores, son un despliegue impresionante que no existen en todos los países del mundo. Es un deporte de alto nivel, que involucra altas sumas de dinero y una megaproducción que podríamos decir es un digno ejemplo de lo que es Estados Unidos.

Agradeceré por siempre esta vivencia que recordaré  y espero se repita.
Gracias María Alejandra, Liah, Alfredo y Miguel. Gracias Mundo Hispánico.

Espero pronto poder escribir algo sobre la F1.